«Keith Giffen y sus locuras» en The Heckler

A finales de los 80, la historia de The Heckler tenía un formato muy estilizado, cada página del cómic se presentaba en una cuadrícula de nueve paneles. Como cada panel estaba lleno de bromas y extrañezas, esto condujo a una sensación bastante claustrofóbica entre los lectores.

Fuente: The Heckler #1

El Heckler era un superhéroe promedio, patrullaba Delta City y repartía justicia y bromas. En su vida normal, él era Stu Mosely, quien dirigía un restaurante llamado «Eats». En dónde, Stu se sintió atraído por un chef francés que trató de servir toda la comida en forma de obras de arte, y su búsqueda de una camarera trajo una serie de candidatos completamente inadecuados, y su compañero nunca apareció.

Fuente: The Heckler #1

Y lo que más caracterizaba al arco de The Heckler, fuerón los personajes completamente extraños y surrealistas que habitaban Delta City. que iban desde Minx, un cazarrecompensas dedicado a llevar ante la justicia todas las malas citas que había tenido en su vida, hasta el Sr. Dude, quien era un engrasador que se parecía vagamente a Elvis y que evidentemente lo sabía todo.

Fuente: Fotografía Custom elaborado por Matías


Escrito por Matias Alejandro Sanhueza Luengo

Agregar un comentario